bdf.png

"Nunca sabremos donde una pequeña idea o decisión puede llevarnos, si no tenemos el coraje de perseguirla"

 

En 2019 comenzaremos un más que esperado viaje en bicicleta alrededor del mundo. La idea de este viaje comenzó a forjarse a raíz de 12 recuerdos, un proyecto personal que tube el placer de llevar a cabo en 2016, un proyecto que ha influenciado los últimos años de mi vida y sentado las bases de mis siguientes pasos.  

Dicen que las ideas nunca vienen perfectamente formadas, que se van desarrollando a medida que trabajamos en ellas. Ha sido así como Buenos días familia se ha ido moldeando con el paso de estos últimos años, y como se ha forjado a su vez el deseo de compartirlo con vosotros para que, de un modo u otro, todos formemos parte de él.

mejor comenzamos con el porque de la elección del nombre, no?

Hace 5 años que, al igual que otros miles de “culos inquietos”, me lance a la aventura de vivir en otro país. En mi caso fue Londres donde decidí aterrizar, más que nada, por el incesante deseo de aprender inglés. A raíz de esta aventura comencé a crear una serie de videos para darle los buenos días a mi familia, y de esta manera continuar ese contacto diario que tenía con ellos. Esta especie de vlogs caseros poco a poco fueron tomando fuerza hasta el punto de convertirse en una especie de TV show diario llamado “buenos días familia”.

Durante mi viaje, planeaba seguir con la creación de estos videos para compartir con ellos todas las experiencias que fuese encontrándome por el camino, por lo que pensamos: “¿porque no publicarlos y ampliar la familia?”.

De este modo, no solo compartiría todas mis experiencias, aventuras y nuevos lugares, si no que a la vez, podría compartir el trabajo que estén realizando cada uno de los proyectos benéficos a los que me una a lo largo del camino, explicando el destino de las donaciones recaudados durante las 50 maratones, y promoviendo algunas de estas asociaciones, por lo que todo encajaba a la perfección.

La idea principal del viaje, la cual se sigue conservando, fue aunar todas mis pasiones y lanzarme a viajar con ellas. Con el tiempo, esta idea se ha ido reforzando con diferentes proyectos asociados a ella, debido a varias necesidades personales que, a raíz de mis anteriores viajes, sabía que debería afrontar durante mi vuelta al mundo.

A pesar de que el abanico de ideas atadas a este proyecto han sido innumerables, he conseguido resumirlas en dos: creación y apoyo.

 

CREACIÓN

Más que una extendida afición en la realidad, viajar es considerado como una de las experiencias más enriquecedoras que podemos llegar a realizar, ayudándonos a empatizar, a descubrir y despertar partes de nosotros que permanecen dormidas como causa de este juego de consumismo diario y monotonía que predomina en nuestros días. Desde mi punto de vista, la simple acción de viajar, con el tiempo perdería valor si no la compaginásemos con nuestro deseo innato de creación y constante progreso. Esta, para mi es la clave de nuestro bienestar personal y por lo tanto la pieza principal que debía descifrar antes de lanzarme a la aventura.

apoyo

Todo proyecto esta basado en un crecimiento o necesidad personal, en la búsqueda de una esperada sensación que inconscientemente asociamos a un objetivo y en una constante mejora de lo que somos y lo que hemos experimentado hasta el momento. Pero sería ilógico avanzar a lo largo de este emocionante proceso, siendo los únicos beneficiados durante su creación. Por esta misma razón, no solo quise lanzarme en busca de este sueño de dar la vuelta al mundo, sino dedicar parte de ese tiempo y esfuerzo invertido en involucrarme con diferentes proyectos solidarios a lo largo del camino y brindaros la oportunidad de formar parte de ello.